Burbujas para mamá

Teresa Arias

Se acerca el Día de la Madre y con motivo de esta celebración, desde APHICE me han pedido escribir acerca de mi nuevo cuento “Burbujas” y de los beneficios que puede tener leer cuentos al bebé durante el embarazo.

Cada día trabajamos en consulta con nuestros pacientes y nos enfocamos en diferentes momentos y situaciones vividas durante su infancia que han podido marcarles e influirles en su manera de ser, de comportarse o de enfrentarse a su vida actual. En ocasiones, incluso, trabajamos aspectos cuya procedencia se remonta a la vida intrauterina (bebés o sexo no deseados, abortos previos…). Es por ello, que hace un par de años y a raíz de un trabajo personal decidí comenzar a escribir cuentos para leerle a la panza, cuentos que pudiesen ayudar a las mujeres embarazadas a crear vínculos, recuerdos y momentos de conexión con sus bebés a través de la lectura. Todo ello con el objetivo último de que su embarazo pudiese ser más pleno y consciente. Así surgió esta nueva colección de Emonautas,
Cuentos de Mamá Lúa y su primer título, “Burbujas” que vio la luz hace apenas un mes.
Creo que los cuentos pueden ser un canal fantástico para trasmitirles permisos, caricias y todo nuestro amor a los bebés que están en camino. Y es por ello que creo que Burbujas puede ser un gran regalo para cualquier mujer que esté embarazada en este día tan especial, pues aunque sus bebés aún no hayan nacido, ¡¡¡ellas ya son madres!!!
Cada vez son más las investigaciones que avalan la existencia de cierto grado de comunicación entre el bebé y la mamá, tanto a nivel químico, como sonoro. Y es por esto que considero importante que las mujeres sepan que a nivel emocional, el embarazo no se trata de una etapa en la que debamos dejar de sentir (algo por otro lado imposible teniendo en cuenta el baile hormonal que se sucede cada día en sus cuerpos) o tengamos que reprimir ciertas emociones por miedo a hacerle algún “mal” al bebé, sino más bien todo lo contrario.
Creo que como profesionales del Counselling y la Psicoterapia Humanista Integrativa, debemos trasmitirles una visión mucho más positiva del embarazo, en la que puedan ver que en realidad se trata de una oportunidad para que los niños y niñas del futuro puedan vivir e incorporar en primera persona que sus madres fueron capaces de sentir y expresar sus emociones libremente. De esta forma, podrán integrar desde incluso antes de llegar a este mundo que las emociones son algo completamente normal y natural. Y esto sin duda será un gran aprendizaje y un regalo para toda la vida. ¿No creéis?